3 Precauciones básicas al contratar un crédito rápido

¿Qué precauciones debo tomar antes de contratar un crédito rápido? Te lo contamos.

Los minipréstamos pueden ser muy útiles a la hora de conseguir Microcréditos Rápidos, para hacer frente a una situación imprevista o un gastos inesperado, pero antes de hacer uso de este tipo de productos deberías tomar algunas medidas preventivas. En nuestro artículo de hoy te mostramos qué precauciones debes tomar al contratar un préstamo online.

Publicidad

Actualmente el mercado de créditos rápidos y mini créditos ha estado aumentando debido a la situación en la que se encuentran tanto la banca como la gran mayoría de la sociedad española, ya que esto ha generado que las condiciones para los préstamos sean más duras y al mismo tiempo las dificultades económicas obligan a muchos a tener que recurrir a este tipo de préstamos para cubrir agujeros puntuales y otros imprevistos.

Precauciones al contratar un crédito rápido | Eldinerorapido.es

www.eldinerorapido.es

Los minicréditos rápidos tienen altos intereses

La mayor parte de este tipo de créditos se pueden pedir de manera muy rápida y cómoda a través de Internet, es decir que se trata de préstamos rápidos online de unas cuantías no demasiado altas que no nos piden avales, sino unas condiciones en principio bastante asequibles. Se trata de una manera perfecta para poder permitirse un capricho, hacer un pequeño viaje, tener un extra en épocas de muchos gastos como las Navidades, hacer frente a un pago imprevisto, etcétera. Pero es precisamente debido a esta facilidad de acceso por lo que hay que tener un cuidado especial antes de pedir un mini crédito online de estas características.

Resulta bastante tentador saber que se puede conseguir dinero de manera rápida y sin apenas trámites como en este tipo de webs, pero hay que tener en cuenta que tanto sus intereses como sus plazos sí son exigentes.

En la mayor parte de los casos los intereses fluctúan entre un 15% y un 30%, y el plazo para devolverlos está entre un mes y seis meses según la cuantía. Además, en caso de no pagar las cuotas a tiempo, los intereses por demora son muy altos y pueden llegar a incrementar de manera importante los intereses sobre el dinero que hemos solicitado hasta casi un 100%, si incluimos otras multas que pueden cobrarnos por el impago. En última instancia, las consecuencias del impago pueden llegar a los juzgados y generar graves problemas legales.

Y es que antes de solicitar un préstamo rápido a través de Internet es necesario tener muy claro que se va a poder devolver el dinero en el plazo que hemos acordado con la entidad financiera, y la mejor manera para eso es hacer un pequeño análisis y previsión de nuestra situación económica. Sino hacemos esto nos arriesgamos a no poder hacer frente al pago, y una vez fallamos la primera vez todo se vuelve bastante complicado y costoso, incluso cuando las empresas nos den la oportunidad de alargar los plazos.

Además conviene estar al día de las promociones que ofertan las diferentes financieras, dado que podemos encontrarnos, por ejemplo, con compañías que nos ofrecen el primer minicrédito gratis (Haz clic en el enlace si quieres ver que financieras tienen actualmente esta promoción) y contratar nuestro préstamo rápido con ellas puede suponernos ahorrar mucho dinero en intereses.

Compara entre las diferentes ofertas

Otra de las recomendaciones antes de pedir uno de estos créditos pasa por hacer una investigación y consultar en varias webs y empresas financieras, para así poder elegir la que mejor se adapte a nuestra situación. También es de vital importancia leer atentamente y en especial la letra pequeña de las condiciones que vayamos a firmar con la empresa financiera en cuestión. En nuestra web dispones de amplia información sobre condiciones y comparativas que pueden ayudarte. Si quieres acceder a nuestro comparador haz clic en el botón bajo estas líneas:

 

 

Publicidad

Créditos rápidos sí pero con cabeza

En contraposición, pedir varios créditos rápidos al mismo tiempo o recurrir a ellos cada vez que tengamos una pequeña deuda o queramos comprar algo tampoco es muy aconsejable, ya que acabaremos perdiendo mucho dinero en intereses, por no mencionar los problemas que puede generar el impago de ya no uno, sino varios mini créditos o préstamos rápidos. Y por supuesto, si tenemos una deuda pendiente, pagarla contrayendo una nueva con la empresa de minicréditos es una manera de hacer más grande el problema en lugar de reducirlo, a no ser que la parte que solicitemos sea sólo un pequeño porcentaje de la deuda que tenemos que pagar y de nuevo estamos seguros de poder devolverla en el tiempo acordado.

miniprestamos-para-gastos-imprevistosPor último, vamos con las situaciones en las que resulta más adecuado recurrir a un préstamo online, entre las que están las siguientes: gastos de emergencia como una avería en nuestra casa o nuestros automóvil, gastos de dentista, un electrodoméstico indispensable que tengamos que comprar, etcétera; estos imprevistos, así como un pequeño adelanto de nuestro sueldo por si este se demora y tenemos que hacer frente a gastos cotidianos de comida, transporte o suministros de la casa; disponer de algo más de dinero y no quedarse cortos al disfrutar de nuestras vacaciones o en épocas como la Navidad si no hemos podido ahorrar lo suficiente; o para gastar en una pequeña inversión, como una herramienta de trabajo que vayamos a amortizar rápido.

Esperamos que estos consejos os ayuden a disponer de este tipo de créditos de una manera inteligente y responsable, y así poder disfrutar de sus ventajas y no sufrir las malas consecuencias de usarlas para un propósito sin planificación o en un momento inadecuado.

Otros usuarios han buscado:

Minicréditos sin nómina ni aval.

Conseguir un minipréstamo si estás en ASNEF.

Mini préstamos de 500 €.

Publicado en Uncategorized.