La nueva visión de los mini créditos online

La nueva visión de los mini créditos online por parte de la sociedad es evidente, analizamos este fenómeno

Hasta hace bien poco, en términos económicos, no existían los mini créditos online.  Las personas acudían a su banco con la seguridad de que obtendrían un préstamo rápidamente y sin demasiadas preguntas.

Publicidad

Estos créditos no eran lo que se dice “mini”, eran por cantidades importantes, por ejemplo para la hipoteca o la compra del coche familiar. Hoy es impensable estar ganando 900€ al mes y acudir a solicitar un crédito, encima pretendiendo obtenerlo rápido. Pero eso ha cambiado con la llegada de los mini créditos online

Pincha este enlace si lo que buscas es nuestro panel comparador de mini créditos

La actualidad está marcada por una crisis económica que ha desmontado todo el sueño español (parafraseando a los americanos), que se ha traducido en un cierre al crédito por parte de las más importantes instituciones financieras de nuestro país.

Mini créditos online, la solución a los gastos inesperadosPero…¿qué ocurre si me viene un gasto inesperado? Si eso pasa, y desde luego es algo habitual, sólo nos quedan unas pocas salidas: quizás acudir a nuestra familia y amigos más cercanos, o bien hablar con el jefe y pedir un adelanto. Hay quien incluso se arriesga en el juego o intenta ganar dinero en La Red. Otros sacan ideas de cómo conseguir financiación rápida de cosas tan prácticas como la venta de objetos  que ya no utiliza o, incluso, llegando a un acuerdo con alguna empresa para obtener un mini crédito avalado por su coche.

Hay multitud de supuestas formas de conseguir dinero al instante, lo malo es que en muchas ocasiones no es posible, por muy fácil y rápido que parezca.

¿Pedir un adelanto a mi jefe? Si estoy en paro…

¿A mi familia? Ya me han dejado dinero, ellos no pueden más.

¿A mis amigos? Mal asunto…amigos y dinero.

¿Vender cosas que no utilizo en una web de segunda mano? No sacaría ni cinco con lo que tengo para vender.

Entonces…¿Qué hacer? ¿Qué es realmente práctico?

La respuesta es, seguramente, buscar alguna entidad financiera privada que nos preste el dinero y que no exija las condiciones tan herméticas de los bancos y cajas. No hay otra si lo que se quiere es dinero al instante. Porque, seamos claros, si tienes una imagen solvente ante tu banco, es porque no necesitas pedir apresuradamente una cantidad pequeña de dinero. Teniendo en cuenta que estamos hablando de mini créditos online, es porque la cantidad va a ser muy modesta. Y si nuestro banco, que antes nos enviaba cartas muy amables proponiéndonos comprar este o aquel producto crediticio, que se desvivía por ser nuestro mejor amigo financiero, nos dice que no a la concesión de un mini creditos de 500 euros…apaga y vámonos. Como para ir a por una hipoteca de cientos de miles de euros…

Publicidad

Así que, partiendo de la base de que muchos de nosotros somos unos parias ante estas amables pero inaccesibles instituciones, sólo nos queda dirigirnos a quien sí nos lo va a ofrecer: un prestamista particular, una empresa de dinero rápido… mini creditos online o como quieras llamarlo.

Es cierto que no se pagan los mismos intereses, denominados honorarios por estas compañías, pero al menos están dispuestos a darnos un voto de confianza frente a la pasividad y el hermetismo de la banca tradicional.

Obviamente esto tiene un precio, y no es pequeño. Los intereses se disparan a niveles estratosféricos, más cuando las cantidades que se solicitan son tan pequeñas (en comparación con los créditos “de toda la vida”). En cualquier caso, muchos ciudadanos optan por pedir un mini crédito. Sobre todo personas que se encuentran en situación de desempleo o incluidas en registros de morosos. Muy difícil sería que su banco les de un préstamo en estas condiciones, por muy mini que sea. Y decimos “muy difícil”, pero creo que, al igual que nosotros, tú que nos lees, abras pensado más en la palabra “imposible”.

Lo que sólo deja una pregunta… ¿Merece la pena?

Es muy posible que sí. Obvio que depende de los motivos que tengas y de la prisa por recibir el dinero. Ahora bien, hay que ser responsanble y leer las condiciones que establecen estas compañías. Es muy fácil ir a su comparador de préstamos e incluir unas cantidades para saber lo que cobran. Pero puede haber más que eso, si no pagas, lo que ya de por sí es caro, se vuelve carísimo. No lo dudes, si vas a solicitar un mini crédito online, asegúrate de poder pagar a tiempo, porque si no te van a cobrar unos intereses de demora altísimos por el retraso. No creo tampoco que haya nadie que no sepa esto, pero por si acaso, por si es tu primer mini crédito, no está de más comentarlo.

Necesitar dinero rápido es algo que a todos nos ha pasado alguna vez, no es algo nuevo, mucho menos en época de crisis. Y también es verdad que es un problema que puede tener solución, pero siempre calculando los costes y buscando opciones paralelas que nos puedan sacar del apuro sin necesidad de solicitar productos de dinero rápido.

Publicado en Uncategorized.

Un comentario

  1. Pingback: Préstamos rápidos sin nómina ni aval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.