Diferencias entre crédito y préstamo

Créditos y préstamos, los conceptos

Hoy te contamos las diferencias entre crédito y préstamo. Dos conceptos que se utilizan indistintamente para definir al “dinero prestado” y que en rigor no son lo mismo.
Préstamos VS Créditos
Seguramente tendremos mucha culpa de la confusión en la utilización de estos términos, créditos-préstamos, los profesionales del sector, ya que por motivos comerciales usamos las dos definiciones, lo que provoca confusión en el usuario. De antemano pedimos disculpas por la parte que nos toca ;), al hablar de micropréstamos, mini préstamos o minicréditos, para presentar un mismo producto.

Publicidad

Pero ¿cuáles son realmente las diferencias entre los dos conceptos? Veamos lo que nuestro equipo de redacción nos cuenta sobre esta duda tan común.

PARA TU INFORMACIÓN

eldinerorapido.es

 Si buscas dinero rápido, puedes ir desde este botón a nuestro panel comparador de mini préstamos online.

Si lo que buscas es dinero rápido con ASNEF, haz clic en este enlace.

Diferenciando entre crédito y préstamo

En el lenguaje coloquial, muchas veces utilizamos la palabra préstamo y crédito como si fueran lo mismo, pero la realidad es que no es así. Es por eso que hoy os vamos a explicar cuáles son las diferencias entre crédito y préstamo y por qué hay que conocerlas.

Diferencias entre préstamos y créditos

Los préstamos: ese dinero que pedimos para comprar nuestra casa o pagar un máster para nuestro hijo.

En el caso de un préstamo, hablamos de una operación financiera en la que una persona o una entidad entrega a alguien una cantidad de dinero fija, por ejemplo para financiar vacaciones o la compra de un vehículo, a cambio de su devolución en un plazo determinado, que suele ser largo y por lo tanto de tardía amortización, mediante cuotas periódicas que habitualmente son mensuales, pero pueden ser trimestrales, semestrales o incluso anuales según el caso.

Además de eso la entidad y persona cobrará unos intereses por el dinero prestado. Según la cantidad, también se suelen requerir avales o garantías físicas como bienes inmuebles, vehículos, seguros… que “aseguran” esa cantidad que le banco presta al cliente.

Las personas físicas son las que más utilizan los préstamos para comprar casas, pagar estudios, vehículos o cualquier otro servicio o bien cuyo precio sea muy alto para que una persona pueda pagarlo de una sola vez.

Tip: No te pierdas nuestro artículo Préstamo anticipo de nómina 🙂

El crédito: esa tarjeta que nos puede sacar de apuros ocasionales y que utilizan sobre todo empresas y autónomos

En cambio en el caso del crédito, hablamos de una cierta cantidad de dinero concreto que se pone a disposición del cliente, digamos 1000 euros, por ejemplo. Este dinero no se otorga de golpe sino que el prestatario irá utilizando ese dinero según lo necesite, es decir que el cliente no tiene por qué llegar hasta el límite de dinero del crédito que se le ha concedido. Como medio para utilizar el crédito se suele utilizar una tarjeta de crédito, aunque también se hace a través de cuenta bancaria.

Publicidad

Diferencias entre préstamo y crédito

Los intereses suelen ser más altos que en el caso de los créditos que de los préstamos y se amortizan antes, pero solo se aplican al dinero que periódicamente haya gastado el prestatario. Según vaya devolviendo el dinero prestado junto con sus intereses, el cliente irá disponiendo de más crédito y la oportunidad de renovarlo.

Además de los intereses ya mencionados, también se suele cobrar una cantidad fija al margen de los intereses por el dinero gastado.

Las empresas o  autónomos emprendedores suelen utilizar el crédito para periodos en los que tienen falta de liquidez o para cubrir gastos hasta que cobran todo el dinero pendiente de sus clientes. Y no se diferencian de los clientes particulares, que solicitan microcréditos personales, solamente en eso, también para poder disponer en cualquier momento de una cantidad de dinero que suele ser alta pero no se sabe muy bien cuánto será, como por ejemplo para comprar o reparar maquinaria o adquirir materias primas.

Sin embargo también se utiliza el crédito por parte de muchos particulares con unos ingresos regulares o irregulares que no quieren verse limitados por lo que haya en su cuenta y/o poder gastar en ocasiones especiales como navidades, vacaciones o cumpleaños con tranquilidad e ir pagando después poco a poco el desembolso que de otra manera no habrían podido hacer.

Es muy importante conocer las diferencias entre un préstamo y un crédito, ya que se utilizan para es situaciones diferentes y son más adecuadas para unas cosas que para otras. Pero a pesar de todo y después de lo que hemos leído, nos damos cuenta de que en la práctica casi todos utilizamos correctamente los créditos y los préstamos, aunque para referirnos a ellos utilicemos indistintamente ambos términos.

Esperamos que este pequeño artículo os haya servido para aclarar vuestras dudas con respecto a este tema.

A otros usuarios también les ha interesado:

Préstamos urgentes en 24 horas   Conseguir dinero urgente online   Préstamos con ASNEF sin aval

Publicado en Uncategorized.