¿Cómo ahorrar en verano?

Con la llegada de los meses de verano los gastos en casa pueden dispararse. Si quieres descubrir cómo ahorrar en verano sin renunciar a nada, toma buena nota de los consejos que te ofrecemos
 

Publicidad

Cómo ahorrar en verano casi sin darte cuenta de que lo haces.

Llegan los meses de buen tiempo y, en consecuencia, a todos nos apetece pasar más tiempo fuera de casa, disfrutando del clima. Esto puede llegar a disparar nuestros gastos, pero si optamos por el consumo responsable de ocio, electricidad o agua entre muchos otros, también podemos ahorrar en verano.

¿Cómo ahorrar en verano?

¿Cómo ahorrar en verano?

Tanto el buen tiempo, como la posibilidad de disponer de una mayor cantidad de tiempo libre, así como las vacaciones favorecen que invirtamos una mayor cantidad de dinero en ocio, gastando de media una mayor cantidad de nuestro presupuesto. Con la suma de todos estos ingredientes, ¿cómo se puede ahorrar en verano?. Hoy, en eldinerorapido.es, te lo contamos.

Las vacaciones suponen una de las mayores inversiones que realizamos a lo largo de todo el año, sobretodo si las realizamos en familia y queremos disfrutar de un buen viaje. Es por ese motivo que muchos de nosotros tratamos de ahorrar durante todo el año con el fin de disponer de un extra de presupuesto del que disponer durante los meses de verano ya sea para cubrir los gastos de un viaje, o simplemente disfrutar de experiencias de ocio en nuestra ciudad.

Para conocer cómo ahorrar a lo largo de los meses estivales sin tener que renunciar a nada, te ofrecemos una serie de consejos que podrás empezar a poner en práctica desde ya para mejorar la gestión de tu presupuesto para esta época del año.

Consejos para ahorrar durante el verano

Consejos para ahorrar en verano

No esperes a última hora para reservar tus vacaciones

Empezamos nuestros consejos prácticos para ahorrar durante los meses de verano con uno de los aspectos estrella de esta época del año: las vacaciones.

La mayoría de nosotros disfrutamos del período más extenso de nuestras vacaciones a lo largo de los meses de Julio y Agosto, tendencia que también se refleja en los precios de vuelos, reservas de hotel, apartamentos, etcétera.

Si queremos ahorrar un buen pellizco en nuestras vacaciones, es recomendable que planifiquemos el viaje con anterioridad, dado que conforme se acerquen los meses estrella para las vacaciones, se irán encareciendo los precios.

Para ello, debemos de realizar las reservas necesarias (tanto desplazamiento como alojamiento, compra de entradas, etcétera) con la máxima antelación posible, ya que cuanto antes las realicemos, más podremos disfrutar de un precio económico.

Realiza actividades de ocio gratuitas

Durante los meses de verano así como a lo largo de nuestras vacaciones disponemos de una mayor cantidad de tiempo libre que, sumado al buen clima y a la cantidad de horas de luz de las que podemos disfrutar a lo largo del día, incentivan el consumo de ocio. Por lo tanto, también podemos ahorrar en verano si descubrimos qué actividades podemos realizar de manera gratuita en el lugar donde vivimos o vamos a visitar.

Esto implica que durante la época estival vamos a invertir, de media, una mayor cantidad de dinero en experiencias de ocio. Sin embargo, podemos optar por realizar actividades de ocio gratuitas, las cuáles son más comunes durante los meses de verano con una gran cantidad de fiestas y celebraciones locales.

Además, también tenemos la opción de visitar y descubrir los museos de nuestra ciudad (o del lugar donde vayamos a disfrutar de nuestras vacaciones). Estos acostumbran a ser gratuitos u ofrecer un día a la semana donde la entrada es libre

Reduce el gasto energético en casa

Seguimos con otro de los gastos que más se incrementan a lo largo de la época estival ya que la subida de las temperaturas implica que empecemos a utilizar durante gran parte del día ventiladores y climatizadores.

Si queremos adoptar unas pautas de consumo responsable que se vean reflejadas en nuestras facturas eléctricas para ahorrar en verano, tenemos las siguientes opciones:

  • Es recomendable situar el termostato de nuestro aire acondicionado entre 24 y 25 grados, ya que de esta manera podemos disfrutar de una buena temperatura en casa optimizando el consumo energético.
  • Esta característica se trata, obviamente, de algo muy subjetivo. Sin embargo de cara al consumo de energía que realiza nuestra instalación de aire acondicionado, debemos saber que cada grado menos que seleccionemos en el termostato, gastará en total entre el 7 % y el 8 % más de energía.
  • Además, para asegurarnos del correcto funcionamiento de nuestro aire acondicionado, debemos de realizar una limpieza periódica de sus filtros. De esta manera nuestro equipo de climatización funcionará mejor, sin tener que gastar más energía.

En el caso de que no dispongamos de equipo de aire acondicionado y utilicemos ventiladores, debemos valorar la instalación de un ventilador situado en el techo.

Estos ventiladores se caracterizan por tener un consumo energético muy bajo y nos ayudan a mejorar la sensación térmica en casa, favoreciendo un descenso de temperatura ambiente que puede llegar hasta los cinco grados menos.

También tenemos otro aspecto que puede reflejarse en nuestra factura eléctrica a final de mes, dado que gracias a que podemos disfrutar de más horas de sol, no necesitamos recurrir a la luz artificial.

Si aprovechamos al máximo las horas de luz natural de las que disponemos en verano, reduciremos en gran medida el consumo total.

Publicidad

Disminuye el gasto de agua

Otro de los aspectos en los que la llegada del verano se hace notar, es el consumo de agua.

Con la subida de las temperaturas se incrementa el uso de la ducha y gastamos una mayor cantidad de agua.

Si queremos ahorrar en nuestro recibo de agua durante los meses estivales, podemos establecer una rutina de duchas cortas que no superen los 5 o 10 minutos. Además, si optamos por cerrar el grifo mientras nos enjabonamos podremos llegar a ahorrar hasta un total de treinta litros por ducha.

También existen unos pequeños trucos para ahorrar agua que podemos aplicar durante todo el año:

  • Si instalamos economizadores de agua en nuestros grifos podremos ahorrar hasta la mitad de agua. Estos son fáciles de instalar y pueden adquirirse en tiendas especializadas en bricolaje o ferreterías.
  • También podemos disminuir el caudal total de agua de nuestros grifos, cerrando levemente la llave de paso. De esta manera vamos a conseguir que el número de litros por minuto, sea menor.
  • Por último tenemos que prestar especial atención a cualquier tipo de fuga o avería en grifos o tuberías para repararlas. Es por este tipo de de averías por dónde podemos estar perdiendo una gran cantidad de agua al día: un simple grifo que gotea puede llegar a sumar una pérdida de más de 30 litros diarios.

Cesta de la compra: consume alimentos de temporada

Pese a que la cantidad de dinero que invertimos en la cesta de nuestra compra se mantiene estable durante todos los meses del año, también es posible ahorrar en alimentación durante los meses de verano si optamos por consumir alimentos de temporada.

A lo largo de los meses estivales podemos optar por una gran selección de frutas y verduras de temporada, las cuáles están disponibles a un precio muy económico y nos permitirán ahorrar entre un 20 % y un 30 % de media.

Otros usuarios han buscado

Préstamo para vacaciones

 

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *